¿Por qué deberías ir con abogado a un juicio por delito leve?

Seguramente sabrás que un juicio por delito leve es el equivalente al antiguo juicio de faltas y que no es obligatorio acudir a los mismos asistido de abogado. Por este motivo mucha gente prescinde de los servicios de un abogado ya sea que tenga que acudir como denunciante y denunciado.

Si actúas como denunciante es conveniente que cuentes con el asesoramiento de un abogado incluso antes de interponer la denuncia. Un abogado penalista sabe qué aspectos son importantes y es el único que puede determinar lo que tiene relevancia penal y en consecuencia, lo que en el juicio puede inclinar la balanza a tu favor. 

Además, en cualquier juicio penal en el que se ejerce la acusación es fundamental la prueba de los hechos que se denuncia ya que aunque nos asista la razón, esto no es suficiente para obtener una sentencia condenatoria. Hay que determinar precisamente quién o quiénes son los autores de los hechos (algo que en muchas ocasiones no resulta tan sencillo) ya que en caso de no poder identificarse a los mismo el procedimiento resultará archivado. Igualmente la denuncia se archivará si se considera que los hechos no son constitutivos de delito, y esto es algo que puede suceder si la denuncia no está bien planteada. De hecho, el primer escollo que hay que sortear tras denunciar la comisión de un delito es que no se archive la denuncia.

También es fundamental probar que los hechos delicitivos sucedieron y tienen relevancia penal, de lo contrario no se puede condenar a nadie, ya que como seguramente sabrá, para que exista condena es necesario desvirtuar el principio de presunción de inocencia. Este principio básico del derecho penal establece que se presume la inocencia de cualquier persona a no ser que se demuestre su culpabilidad, y esta inocencia solo se puede destruir con pruebas. Solo un abogado especializado en derecho penal sabe cómo obtener esas pruebas, cómo solicitarlas y cómo presentarlas en juicio.

También es fundamental la intervención del abogado para “calificar” el delito. En derecho penal sólo es delito lo que el Código Penal dice que es delito, y es necesario determinar en qué tipo penal encajan los hechos que se denuncian para solicitar la condena por el preciso delito cometido así como las penas que procedan. Si no hay acusación no hay condena y errar en la calificación del delito puede suponer la absolución del denunciado. En derecho penal lo que no se pide, no se da.

Mucha gente que ha acudido a un juicio por delito leve sin abogado porque estaban convencidos de tener la razón se han encontrado con la desagradable sorpresa de una sentencia absolutoria y con pocas o nulas posibilidades de recurso.

En caso de que acudas como denunciado es mucho más importante, si cabe, acudir asistido y asesorado por un abogado desde el principio. Aunque se trate de un delito leve hay que tener en cuenta que una eventual condena va a suponer un antecedente penal. El hecho de contar con un antecedente penal resulta muy inconveniente no solo en el aspecto penal si no también en multitud de aspectos de la vida social, como por ejemplo, para el caso de que se pretenda optar a una plaza como empleado público o la concesión de una beca. 

Además, lógicamente una condena lleva aparejada una pena que puede consistir en multa, trabajos en beneficio de la comunidad, localización permanente, prohibición de aproximarse a una determinada persona o un determinado lugar, prohibición de residir en un determinado lugar, prohibición de uso de vehículos a motor o la prohibición de tenencia de armas. 

A la pena que se imponga habrá de sumarse en muchas ocasiones una indemnización económica a la víctima del delito. Sólo teniendo en cuenta las consecuencias económicas que puede tener una sentencia condenatoria ya resulta rentable la contratación de un abogado especialista.

Es por tanto muy recomendable acudir a un abogado especializado en derecho penal desde el momento en el que sabemos que se nos ha acusado de un delito. El asesoramiento jurídico y la preparación del juicio junto a un abogado penalista es fundamental ya que la declaración del acusado tanto en sede policial como en el juzgado es muy relevante para resolución del procedimiento. Su abogado sabrá qué debe decir y en qué terminos para que su declaración beneficie a sus intereses y no le permitirá incriminarse involuntariamente en los hechos denunciados.

Solo contando con un buen asesoramiento y asistencia puede garantizar que su derecho a la defensa va a ser respetado.

Por tanto, si tienes que acudir a un juicio por delito leve, plantéate seriamente acudir asistido de un abogado especializado. En derecho penal, querer “ahorarse el abogado” puede salirte bastante caro.

En Magenta Legal somos abogados especialistas en derecho penal y estamos a tu disposición por si necesitas hacernos una consulta a través de nuestro formulario o nuestros teléfonos 955129472 y 654246710.

Deja un comentario

siete + trece =

×