YO CREO EN EL DIVORCIO

Yo creo en el divorcio. Porque creo en las segundas oportunidades, porque creo en el derecho de las personas a enamorarse y a fracasar, pero sobre todo, porque creo en el derecho a no soportar una situación que te hace desgraciado e infeliz.

Algunas personas me preguntan si no me siento mal “divorciando”, y siempre les contesto que no, que yo ayudo a personas que lo están pasando mal a volver a ser felices. El divorcio es algo traumático. A nadie le gusta fracasar en nada en la vida, mucho menos en una relación en la que pusiste toda tu ilusión y esperanza. Nadie se divorcia “alegremente”, nadie se levanta un día y dice: voy a divorciarme. La gente se piensa mucho acudir a un abogado para iniciar los trámites. Muchos vienen a informarse y no vuelven hasta pasados varios meses, pero cuando lo hacen es porque de verdad lo necesitan.

Mí tía decía que el matrimonio era como un melón, que lo comprabas y si cuando lo abrías estaba malo, te lo tenías que quedar. Afortunadamente, ya nadie tiene obligación de quedarse con ese melón. Si una relación fracasa, no hay motivo para continuar sufriendo indefinidamente. Cada cual sabe cuando ha llegado a ese punto de no retorno, y a partir de ese momento no hay excusas: ni el qué dirán, ni la familia, ni los hijos… Sí, digo bien, mucho menos los hijos. ¿O te crees que los niños no notan que sus padres están amargados, que no se quieren o incluso que se faltan al respeto? Los niños quieren unos padres felices, que disfruten de ellos y de los que poder disfrutar, junto al otro progenitor o por separado. Ningún niño quiere que sus padres se separen, pero todos lo superan si se hace con sentido común, sin implicarlos en el trance y mirando siempre por sus intereses. Si es así, a la larga lo agradecen.

Cuando mis clientes vienen a mi despacho destrozados ante la idea de la separación les digo que en un año se alegrarán de haber tomado esa decisión. La mayoría me miran incrédulos y sonríen amargamente, también la mayoría me dan la razón al cabo del tiempo.

En este post te doy más información sobre los aspectos más importantes a tratar en una separación o divorcio.

Por todas estas razones, yo creo en el divorcio (o en la separación de la pareja). Y por eso creo que es importante contar con un profesional que durante ese proceso te escuche, te entienda y defienda tus derechos con empatía. Porque los abogados también somos personas, como tú.

En este post te doy más información sobre los aspectos más importantes a tratar en una separación o divorcio → Se acabó el amor: qué tener en cuenta.

Tengo mucha experiencia en derecho de familia y puedo ayudarte. Llámame al teléfono 654246710, o mándame un wasap para pedir cita (también te atiendo online).

Eva Gay

Abogada

Miembro de la Asociación Española de Abogados de Familia.

Un comentario en “YO CREO EN EL DIVORCIO

  1. En mi vida hay un antes y un después de mi divorcio. Se puede. Se debe. En todos los escenarios que me planteaba antes del divorcio me lo pintaba a mí mismo muy muy negro. Pero discutir constantemente con mi ex pareja delante de mi hija fue lo que me obligó a dar ese paso. No quiero ese modelo de conducta para ella.
    Ahora tiene un hermano “postizo” y una hermana nueva de sangre. Un padre feliz y enamorado. Y modelos de conducta adultos que se respetan y se quieren.
    Se puede y se debe arriesgar por ellos, por los hijos. Pero sobre todo por uno mismo. Tenemos la obligación de luchar por ser felices. La vida es el aquí y el ahora. No merece la pena vivirla amargado por alguna excusa que nos límite nuestra felicidad.
    De nuevo Eva muchísimas gracias por todo lo que aportaste a mi felicidad.
    Pon una abogada rubia en tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 5 =