No siempre la respuesta es jurídica.

No siempre la respuesta es jurídica.

A veces mis clientes necesitan que les ayude a tomar una decisión. Y que les escuche. Más que que les diga qué procedimiento pueden interponer, qué pueden demandar o a qué tienen derecho.

Porque a veces solo necesitan saber que alguien puede comprender cómo se sienten. Porque necesitan a alguien que les ayude a encontrar lo que quieren hacer con su vida e ir a por ello. Porque se lo merecen. Porque ningún abogado les ha escuchado antes…

Por eso yo te ofrezco más: escucha activa, soluciones prácticas para volver a tomar las riendas de tu vida. Porque un ex puede hundirte y sabe cómo hacerlo, pero yo sé cómo gestionarlo.

Te escucho.

¿Hablamos?