¿Qué va a pasar con los Colegios?

A pocos días del comienzo del mes de Septiembre seguimos sin saber qué va a pasar con los Colegios. La preocupación de padres y profesores es lógica, porque nos preocupa la salud de nuestros hijos y las consecuencias de una vuelta a clase improvisada.

Resulta que a día de hoy nadie sabe si se van a tomar medidas reales para prevenir los contagios en la segunda ola de la pandemia. Se cierran locales de ocio nocturno, se impone el uso de mascarillas, se prohíben las reuniones de más de diez personas, pero se mantiene una ratio de 25 alumnos por clase.

Esta claro que los niños no importan, han sido los grandes olvidados durante el estado de alarma, pero es que tampoco importan los profesores, que estarán sobrexpuestos a la carga viral. Me consta que tienen miedo. Tengo muchos amigos y familiares maestros y profesores de instituto que temen por su salud y la de sus familiares. Tienen miedo, y ninguna información. A día de hoy no saben nada acerca de cómo se va a desarrollar el curso escolar.

Ante esta situación, es lógico que colectivos de padres y madres se hayan organizado para exigir medidas y estén anunciando que en caso contrario no llevarán a sus hijos al colegio. Esto, claro está, lo harán quienes se lo puedan permitir, porque hay muchas personas que no tienen más remedio que llevar a sus hijos al Colegio mientras ellos trabajan presencialmente.

Lejos de empatizar con esta preocupación general, el gobierno andaluz no ha tenido otra ocurrencia que la de anunciar que a aquellas personas que no lleven a sus hijos al colegio se les abrirá el protocolo de absentismo. No puede haber mayor cinismo. La educación es un derecho constitucional, pero también lo son la salud y la integridad física, y por tanto, como máximo garante de la salud de mis hijos, yo decidiré si los envío al Colegio o no.

No os preocupéis por los protocolos de absentismo, hay una razón más que justificada para no llevarlos: la salud propia y la colectiva. Además, el protocolo de absentismo lo tiene que activar el centro escolar o instituto, cuyos profesores son los más conscientes de la cordura de la decisión de no acudir al centro escolar si no hay medidas que garanticen la salud de toda la comunidad educativa. ¿Creéis que el centro activará el protocolo de absentismo? Yo, no. ¿Creéis que en caso de que se activase los Servicios Sociales tendrían capacidad para tramitar miles de protocolos? Yo, no. Y en cualquier caso, si la cosa fuera a mayores, nos veremos en los Tribunales.

1 comentario en “¿Qué va a pasar con los Colegios?”

Deja un comentario

3 × 4 =